Grupo

5 puntos clave para tu planeación fiscal

La consolidación del proceso productivo y finanzas de la empresa, van de la mano con una planeación fiscal estratégica. En este artículo queremos hablarte sobre los 5 puntos de la planeación fiscal que debes cuidar para tener todo en debida forma y desde aspectos como las prestaciones laborales hasta la nómina. El objetivo de este artículo es permitirte tomar acciones que finalmente se traduzcan a un mejor desempeño de tu empresa en su core business.

 

El circuito económico que realiza una organización para producir bienes y servicios, requiere un aporte tributario que representa la erogación. Por concepto de los diferentes impuestos que se deben registrar en la contabilidad, los cuales deben ser programados con antelación.

 

Primero: ¿En qué consiste la planeación fiscal?

planear fiscalmente

La planeación fiscal precisamente consiste en la realización de una metódica y organizada proyección del comportamiento futuro de los impuestos. Lo cual permitirá tener una visión de la escalabilidad impositiva y prever los portafolios de negocios productivos más favorables. Para la toma de decisiones gerenciales, tener al día los pasivos tributarios y evitar sanciones fiscales.

 

Un outsourcing fiscal con trayectoria y reconocida experiencia será el mejor aliado, para orientar los siguientes 5 puntos claves:  

 

1. Realizar un diagnóstico preliminar ejecutivo

planeación fiscal y diagnóstico financiero

 

Para iniciar la planeación fiscal de la empresa, es necesario realizar un diagnóstico preliminar que defina toda la estructura organizacional. Un proceso de revisión de la estructura medular legal, organigrama funcional, objeto de la empresa su misión y visión.

 

Seguidamente, revisar y evaluar las políticas contables conformes a las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF). Igualmente, el correcto registro de los pasivos y  obligaciones tributarias. Conforme con los boletines emitidos y su ubicación en los estados financieros. También, verificar los métodos de depreciación utilizados para los activos fijos depreciables y la consistencia en su utilización periódica. Te dejamos material sobre las NIIF que podrían interesarte para su aplicación en México.

Asimismo, corroborar la cédula de activos fijos productivos de la organización. Para validar los montos globales de sus amortizaciones y depreciaciones. En función de las políticas establecidas por la junta directiva y su incidencia en la estructura de costos. Esto permite preparar información fidedigna, veraz y confiable para la emisión de estados financieros representativos de la compañía.

Después, inspeccionar los métodos de registro de los empleados y las distintas metodologías, en el cálculo y determinación de las retenciones. Además,  deducciones y descuentos que se les aplican para inspeccionar y corroborar que se estén realizando de manera correcta.

La finalidad de preparar esta primera fase o resumen ejecutivo es evaluar los procesos administrativos, normas, procedimientos, directrices y lineamientos. En función de emitir un informe de recomendaciones y mejora continua, apegada a las mejores prácticas de estrategias fiscales.

 

2. Definir el plan de los objetivos productivos y sistemas de nómina de la organización

 

Luego de haberse reunido con la junta directiva de la empresa y darle el informe definitivo sobre los hallazgos determinados (en el punto anterior). Se les suministra una guía completa de recomendaciones a seguir para ajustar y orientar los procesos a las normas tributarias.

 

Esto permite continuar con el segundo paso de la planeación fiscal, el cual consiste en definir los objetivos productivos periódicos. Los cuales se basan en fijar niveles máximos considerando la capacidad instalada de la organización y el mercado. Igualmente, se deben fijar soluciones de administración de la nómina que coadyuven en la formulación de la planeación ¿Te interesaría conocer cómo puedes administrarla? ¡Da click en el siguiente botón!

CONOCE LAS SOLUCIONES PARA EL MANEJO DE NÓMINA AQUÍ

 

La finalidad de proyectar la producción en forma sistemática en el ejercicio económico, es apreciar el comportamiento de los ingresos. También,  los costos necesarios y recurrentes en la cadena de elaboración y comercialización del bien o servicio para generar renta.

Asimismo, se debe proyectar un sistema de servicios de administración de los recursos humanos que procese la nómina. Por lo que, un outsourcing fiscal especializado en el área favorecería la planeación. Pues, mediante la maquila de nómina es posible realizar las deducciones, retenciones e impuestos siguiendo los lineamientos legales. Sin embargo antes de continuar te diremos dos opciones que tienes para el manejo de tu nómina:

  • Maquila de nómina: Aquí tú eres el patrón y nada cambiará con la relación contractual con tus empleados, lo que sí cambiará será quién realice la nómina. Aquí prácticamente estarás contratando la realización de tu nómina.
  • Administración de Capital humano: Por otro lado, con este servicio estarás tercerizando tu capital humano, de tal forma que tu área de recursos humanos y/o administración puedan concentrarse en su core business. Dejando todo lo relacionado con la contratación, nómina, administración del capital humano y demás en manos de un tercero experto que procurará fiscalmente y dentro del marco de la ley al capital humano que necesita tu empresa. Inclusive dentro de esta modalidad hay distintas variantes del servicio.

 

Al tener precisada la posible renta gravable en forma mensualizada, los gerentes dispondrán de una excelente herramienta para fijar escenarios. De las actividades generadoras de ingresos y los impuestos causados, para crear un apartado o provisión fiscal.

 

3. Establecer los requerimientos de bienes e insumos necesarios para el proceso productivo

 

Cumplida la fase de definir los objetivos y planes de producción anual, se deben establecer las necesidades de materia prima. También, la mano de obra y demás gastos implícitos del proceso fabril. Para cumplir con las metas programadas en los objetivos productivos.

Al crear un cuadro resumen de todos los accesorios, bienes y activos fijos tangibles e intangibles, obligatorios. Para colocar los productos terminados y/o  los servicios ofrecidos por la organización. Se debe estimar los impuestos atados a su respectiva adquisición.

Esta fase de planeación fiscal tiene la importancia de considerar todos los impuestos que se van a generar. Durante todo el ejercicio contable y prever un flujo constante de efectivo, para honrar todas las obligaciones legales. Esto evita préstamos innecesarios, en los cuales la organización deba incurrir en gastos por intereses causados.

La minimización de los gastos administrativos y sinceración de los costos inherentes al proceso productivo es una estrategia. Que logran todas las empresas indistintamente de su objeto, al subcontratar los servicios de una outsourcing fiscal.

 

4. La empresa como enfoque sistémico

enfoque sistémico

 

Ya definidos todos los elementos esenciales que agregan valor a las distintas instancias productivas y los impuestos originados. El cuarto punto clave de la planeación fiscal visualiza a la organización, como un sistema abierto de entradas de información.

Se debe organizar y proyectar el ingreso de una cédula o lienzo de impuestos que quedaran enmarcados en el inicio. De los procesos de facturación, compras, ventas, licitaciones, contrataciones de servicios y otra actividad de inherencia fiscal.

La organización vendrá dada por tipo de impuesto y origen de la renta gravable. Esto facilitará su clasificación y registro en las cuentas contables que se asienten en los libros obligatorios. Lo cual será de ayuda para la preparación de los estados financieros. Que estarán ajustados al comportamiento de la planeación fiscal, realizada por la compañía.    

El producto final de esta fase es implementar un modelo de registro de información confiable y fidedigno que permita. Construir una estructura con basamento legal, tipo de impuesto, régimen impositivo, tasa aplicable y cronograma de cancelación conforme al tributo.

 

5. Aplicar sistema de control interno fiscal

 

El quinto punto clave es instituir un mecanismo de auditoría o contraloría interna para revisar, evaluar y analizar los procedimientos. Aplicados en la planeación fiscal  con la finalidad de determinar posibles desviaciones y debilidades, para tomar los correctivos pertinentes.

Se revisan de forma exhaustiva los impuestos proyectados en la planeación fiscal inicial. Después, se efectúa una comparación con los realmente causados en cada período o mes de actividad productiva. Para establecer las diferencias y determinar los orígenes o potenciales causas.

Los objetivos de un sistema de control interno fiscal son los siguientes:

  • Asegurar la observancia de todos los procesos de la empresa, de acuerdo con la normativa tributaria vigente.
  • Salvaguardar el patrimonio  de los accionistas de la organización.
  • Promover una cultura tributaria en la compañía.
  • Lograr cumplir las metas planteadas de la proyección de los impuestos.
  • Activar los estándares de calidad total, eficiencia de las operaciones y rendición de cuentas.

 

¿Interesado en soluciones de nómina?

La asesoría profesional y metodológica de un outsourcing Fiscal facilitará, el desarrollo de los cinco puntos anteriores. Para ampliar y obtener más información, con la tabla comparativa de soluciones de control y manejo de nómina. Pulsa clic en el siguiente enlace si deseas concentrarte en tu core business y devolverle el tiempo al personal clave en tu empresa ¡Conocerás qué alternativas y soluciones a la nómina hay!

Nuevo llamado a la acción