Grupo

Formas de reclutamiento que debes evitar en 2019 y 2020

Todo buen gerente de recursos humanos quiere para su compañía a los mejores talentos humanos. Cuando obtenemos una buena base de empleados solemos fidelizarlos e identificarlos con las ideas de la empresa. No obstante, muchas veces cometemos los errores desde el comienzo del proceso de Reclutamiento, cuando practicamos formas de reclutamiento indebidas.

 

Qué puede causar las formas de reclutamiento inadecuadas

Realizar un mal reclutamiento es equivalente a tener una silla con una pata más corta que las otras. Por más que trabajemos en fidelización, premios e identificación del personal, todo habrá iniciado de manera deficiente. La propia imagen de la compañía estará en juego, lo que traerá como desencadenante que el personal calificado se aleje.

A veces ni siquiera nos damos cuenta de que es lo que estamos haciendo mal. Reclutar personal no es una faena que termina con la adquisición de un buen perfil y la firma del contrato. Claro que este es un problema que tiene solución, pero primero debemos aprender a identificarlo.

>>> DESCARGA LA GUÍA DE CAPITAL HUMANO <<<

 

A continuación, enumeraremos algunas malas prácticas que deberás desterrar de tu oficina de recursos humanos:

 

Malas prácticas y formas de reclutamiento:

Malas practicas y formas de reclutamiento

 

1. Utilizar solo el currículo para elegir a los postulantes

Casi todos los currículos están hechos para dejar bien parados a sus autores. Incluso siendo totalmente fidedigna la información sobre experiencia, esto no habla más allá sobre las aptitudes de la persona. Por ende, la labor de quienes contratan es tratar de conocer lo más posible los postulantes.

La buena noticia es que hacer esto no es imposible. Hoy en día tenemos muchos recursos que podemos utilizar a nuestro favor. Claro que la entrevista será el epicentro de esta evaluación que debe ir más allá de la revisión de la síntesis curricular. Al fin y al cabo, esta solo debe entenderse como una introducción: nos permite saber a quién debemos llamar y a quien no.

Las conversaciones cara a cara durante entrevistas nos ayudan a conocer a cada postulante. Por su parte, las planillas de solicitud de trabajo nos permiten indagar un poco más sobre la vida personal y familiar de cada entrevistado. Incluso podríamos realizar una pequeña prueba, en función del cargo que se quiere llenar.

 

2. Contratar por llenar el vacío sin premeditación

Una de las problemáticas más comunes en las empresas tiene que ver con la contratación de personal poco calificado. Esto sucede cuando debemos llenar una vacante y no encontramos el perfil adecuado. Al final, se contrata a alguien que en pocas semanas tendremos que despedir.

Es fundamental intensificar la búsqueda hasta que encontremos a alguien que llene las expectativas del cargo. Contratar por llenar el vacío al final retrasará actividades neurálgicas y al final tendremos que volver a la fase de reclutamiento. Esto es una pérdida de tiempo y de recursos, pudiendo terminar todo en un litigio laboral.

Será mucho mejor elaborar contingencias para asegurar la continuidad de las operaciones, mientras se busca al candidato ideal. Dar oportunidades es bueno, pero hay departamentos que requieren la llegada de personal experto. El llamado es a evitar esta acción, porque es una de las formas de reclutamiento más contraproducentes que existen.

 

3. Contratar a personas que no encajan con la visión de la empresa

Esto es similar al caso de arriba, aunque tiene que ver más bien con un asunto de personalidad y actitudes. Hay personas con experiencia que no encajan con los valores, misión y visión de la empresa. Resulta que un trabajador no es solamente un ejecutor de su profesión.

Cuando este tipo de personas llega a un cargo clave, podemos complicar amplios sectores de nuestro negocio. Por eso es que las empresas deben estudiar muy bien a los empleados, antes de otorgar ascensos. El desempeño es un factor determinante, pero la personalidad y fidelidad también lo son.

Puedes seguir leyendo el material de “Capital Humano para tu Empresa”. Aquí encontrarás todos los secretos que te facilitarán realizar contrataciones ahorrando tiempo y dinero. El secreto de las empresas más exitosas te será revelado.

 

4. Comenzar a trabajar por el simple hecho de encontrar un buen perfil 

encontrar un buen perfil

Cuando por fin identificamos a un buen perfil, simplemente queremos que comience de una vez a asumir responsabilidades. Como se estableció anteriormente, el reclutamiento no es solo entrevistar y firmar un contrato. Hoy en día las empresas más exitosas del mundo forman a su personal futuro y los hacen pasar por pruebas.


INDISPENSABLE PARA RECORDAR: Aunque cumpla el perfil, debe pasar por pruebas y una capacitación (una vez entrando). Recuerda que puedes bajar nuestra guía de capital humano:

>>> DESCARGA LA GUÍA DE CAPITAL HUMANO <<<

 

Los cursos de formación para el nuevo ingreso están entre las mejores formas de reclutamiento para el 2019. Este concepto no es tan nuevo, pero hoy en día parece ser una etapa necesaria en las empresas más prestigiosas.


Bajo este formato, nuestros analistas de recursos humanos pueden llevar un seguimiento del desempeño de cada nuevo ingreso. Verifican sus fallas, su personalidad, conocimiento y otros aspectos como la puntualidad. Es casi como extender el proceso de reclutamiento, por hasta una o dos semanas.

 


5. Perder conexión con los posibles candidatos

Quizás la peor de las formas de reclutamiento es perder total comunicación con los candidatos. Nos referimos a empresas que tardan hasta dos y tres semanas en llamar a un postulante de interés. Luego de realizada la entrevista y con el visto bueno, recursos humanos tarda hasta 15 días más para la firma del contrato.

 

Cuando esto ocurre, la empresa muestra un gran desinterés por el capital humano, aparte de una gran desorganización. Si esperamos tanto, el trabajador se cuestiona… “¿Realmente necesitaban cubrir esa vacante?”. En la mayoría de los casos, otra compañía logra captar al interesado porque se mueve con mayor rapidez.

 

Evita estas malas prácticas a la hora de reclutar

malas prácticas a la hora de reclutar

Todas estas constituyen pésimas formas de reclutamiento. En contraste, toda oficina de recursos humanos debe ser diligente, estratégica y afín a los valores de la marca. De lo contrario, afectaremos el desempeño y la imagen de la empresa. Recurrir a la subcontratación para evitar malas prácticas a la hora de reclutar también podrá resolver muchos problemas a nivel de contrataciones.

Material que te ayudará a evitar malas prácticas aquí:

Si te interesa evitar malas formas de reclutamiento y generar las mejores contrataciones, el primer punto es centrarte en tu capital humano y sus mejores prácticas. Hemos escrito este ebook descargable SIN COSTO NI COMPROMISO, en el cual podrás conocer las mejores prácticas de los expertos en cuanto a recursos humanos ¡Adelante! Descárgala dando click en el botón de abajo:

capital humano, reclutamiento, nomina